Mujercitas terror – Pájaros Descuartizados

febrero 16, 2007

Mujercitas terror – Pájaros Descuartizados (bajar)

2007 finalmente será el año en el que vea la luz el demoradísimo debut de Mujercitas Terror, disco que fue grabado íntegramente hace como dos años, tirado al tacho por disconformidad con los resultados, y vuelto a grabar a fines del año pasado, algo que no sorprende en una banda tan maldita como esta a la que todo le sale mal, se pelean con los dueños de los estudios de grabación, con los encargados de los lugares en los que tocan en vivo, con la policía que les clausura los recitales sobre la hora, con todos los que se vengan, y no porque sean unos imbéciles o unos soberbios recalcitrantes, muy por el contrario, son gente muy amigable y de diálogo cordial si uno se acerca, de hecho son los outsiders más amables que conozco, pero son outsiders al fin y eso a mucha gente le cae malísimo.

Me acuerdo, por ejemplo, del día en que con Mari organizamos la fecha en Remember en la cuál ellos iban a tocar segundos. Procuré llegar al lugar bien temprano para ser el primero, pero para mi sorpresa el contrabajista esperaba sentado en la puerta hacía media hora, todo mojado, luego de una hora de viaje en colectivo desde no me acuerdo donde con su enorme instrumento a cuestas. O una fecha en el Marquee en la que el mismo contrabajista (para ese entonces afortunadamente ex-contrabajista de la banda, porque si seguía cargando semejante aparato a todos lados para que luego la guitarra y los gritos lo taparan por completo ese muchacho se iba a morir de frustración) vio que por alguna razón me dejaban entrar y salir libremente del lugar y me pidió que lo acompañara a dos cuadras a comprar una cerveza, que costaba la mitad que adentro y que podíamos esconder perfectamente en mi mochila. En el medio me contó que tenía una banda llamada Casa Cuna (“porque somos todos huérfanos”), que pintaba esvásticas con el nombre de su banda para llamar la atención, que no comía hace 3 días, y le pidió al dueño de la parrilla en donde compramos la cerveza que le regalara dos panes. Más tarde alguien me contó algo acerca de un supuesto pasado skinhead, con esvástica tatuada en la cabeza incluida (yo lo conocí con pelo, no podría decir si es cierto, aunque tampoco importa), y alguna otra anécdota como que quería ser fumigador para estar solo y matar bichos todo el día. Podría seguir enumerando datos de este tipo, como el intento de suicidio del baterista cortándose las venas, la pelea con el dueño del café Muy París de la calle Rodríguez Peña o el recital junto a Travesti en el Sexto Cultural de baños unisex en donde un pelado, en cuero en un día de 0 grados y con una botella de ginebra, atropellaba todo lo que se le pusiera por delante al mismo tiempo que un gigante de como 2 metros daba vueltas pateando el aire (o lo que hubiera) mientras tocaba la banda, pero si lo hago esto se va a hacer interminable y creo que ya es suficiente para que se den una idea del tipo de banda del que estamos hablando, gente que no encaja por ninguna parte, pero que no encaja en serio, nunca lo hizo y nunca lo hará, básicamente porque no les interesa en lo más mínimo.

Pájaros Descuartizados tiene todo lo que uno necesita para entender a Mujercitas Terror. Marcelo y Daniela, guitarra y bajo respectivamente, cantan todo el tema juntos, los dos gritando lo mismo, “Dejemos este pueblo donde nadie observa la belleza / No somos una especie muy aceptada, quizás bajo la tierra estaremos a salvo”, con un ritmo epiléptico que parece sacado de un western antiguo, la banda de sonido de una persecusión en carreta cada vez más veloz en donde adelante van ellos y atrás todo el pueblo con sus antorchas intentando alcanzarlos para prenderlos fuego. La voz de Daniela, la bruja, está más al frente y suena al mismo tiempo desganada y furiosa, una ambiguedad que da escalofríos como las japonesitas pálidas del j-horror, las mujercitas terror. Al contrario que en sus shows en vivo, donde el sonido no suele ser el mejor, acá los riffs de Marcelo se escuchan perfecto, confirmando lo que insinuaban, y no solo eso sino que por primera vez ¡se escucha el teclado! Uff, que salga este disco de una vez…

¡update!: Daniela leyó esto y vino a aclararme que, sí, habían grabado el disco a fines del año pasado, pero ese tampoco resultó, así que lo descartaron por segunda vez. El sábado terminaron de grabar una tercera versión, esperemos que esta vez definitiva, completamente en vivo. “¡Nos hubiéramos comprado un estudio!”, agregó. In-sólito.

+++

off topic: Hablan Por La Espalda, la genial banda uruguaya de hardcore-punk-&-roll-psicodélico en vivo en la tele de chile. Qué bien que quedan esos teclados sobre el final.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: